clinica-sancho-ucp-estetica-facial-vitoria-sevilla-marbella-hialuronico-facial

Unidad de Terapia Facial.

Ácido Hialurónico.

El protocolo en la Unidad de Cirugía Plástica del Dr. Sancho incluye un estudio facial estático y dinámico personalizado antes del tratamiento, para identificar las zonas a mejorar y seleccionar la pauta más adecuada para cada paciente, con el objetivo de mantener al máximo la naturalidad del resultado.

El Protocolo de terapia facial del Dr Sancho, combina la neuromodulación con toxina botulínica, mesoterapias, combinación de ácidos hialurónicos reabsorbibles, terapias biológicas con plasma y factores de crecimiento plaquetario aislados de la propia sangre del paciente, microinjertos de grasa autóloga, y cirugía mínimamente invasiva si es preciso, en algunos casos.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El Ácido Hialurónico (AH) es un polisacárido que existe de manera natural en nuestra piel, cartílagos y articulaciones, entre otras localizaciones. Sus cadenas de carbohidratos se organizan como espirales que tienen la propiedad de retener grandes cantidades de agua.

Cada día existe un equilibrio natural entre la formación de ácido hialurónico y su degradación en la piel. Pero este delicado equilibrio se altera con la edad, el stress la exposición al sol y otros factores , provocando deshidratación , y mayores arrugas, participando además en la perdida de tono y coloración saludable que vemos en las caras cansadas o que empiezan a envejecer.

Ácidos hialurónicos para Terapia facial.

Para aprovechar esta importante función de captación de agua, se han desarrollado y patentado diferentes tipos de Ácido Hialurónico, para uso estético. Existen ácidos hialurónicos reticulados y no reticulados, para mejorar la hidratación de la piel o rellenar o reducir arrugas, como las del surco nasogeniano y comisuras.

Las diferentes fórmulas desarrolladas persiguen mejor cosmética, mayor estabilidad molecular y duración del efecto, con la máxima seguridad y mínimos efectos adversos. Además del anestésico tópico en la piel (tipo EMLA o Lambdalina) algunos tipos de hialurónico se han complementado con un anestésico (tipo lidocaína) para hacer más cómodo el tratamiento facial.

Los AH que utiliza el Dr Sancho son siempre reabsorbibles, como Restylane , Restylane Vital, Juvederm 2, Juvederm 3, Juvederm Smile y otros, de los cuales podemos seleccionar la opción o mejor combinación para cada paciente.

Con ellos, el Dr Sancho puede realizar protocolos de Mesoterapia facial, remodelación de perfil o labios, reafirmar pómulos y mejillas o mejorar mentón o barbilla, aumentar el volumen en algunos puntos de la cara, corregir algunas arrugas y mejorar la hidratación , la elasticidad y el aspecto de la cara.

Para el Dr Sancho, la clave es utilizar los mejores ácidos hialurónicos y que su médico sepa seleccionar el más adecuado para cada paciente. No hay dos caras iguales, por lo que le propondremos un protocolo de tratamiento facial personalizado que va más allá de un simple relleno de arrugas y siempre evitando efecto de caras hinchadas.

Nuestra filosofía en Estética Facial mínimamente invasiva: Mejorar sin deformar.

El objetivo de nuestro tratamiento facial es conseguir un efecto de mejoría cutánea de cara y cuello, pero acorde con la edad y rasgos del paciente, preservando su naturalidad. En la cara buscamos un efecto armónico y agradable, sin deformidades.

No se trata de rellenar arrugas, sino de utilizar los ácidos hialurónicos como parte de un tratamiento completo facial para elevar las cejas y cuello, mejorar las arrugas y la calidad, coloración y elasticidad de la piel de la cara y mantener el perfil mandibular de manera individualizada, seleccionando la combinación más adecuada para cada paciente.

El protocolo UCP Dr Sancho de tratamiento Facial, incluye una pauta mantenimiento para estabilizar el resultado y frenar el envejecimiento, que combina cremas, cosméticos, tratamientos vía oral con antioxidantes, vitaminas, protectores solares y otros tratamientos complementarios, que se pautan en función de las necesidades de cada paciente.

La Seguridad debe ser una prioridad

Se trata de una técnica mínimamente invasiva, que permite al paciente reincorporarse a la vida social y laboral al día siguiente. No hay que frivolizar, son técnicas no exentas de posibles complicaciones y es fundamental hacer el tratamiento más adecuado para cada cara y cada paciente.

Los riesgos son menores si se pone en manos de especialistas cualificados para que los resultados obtenidos sean óptimos, naturales y seguros. No utilizamos rellenos sintéticos no reabsorbibles o permanentes.

Los rellenos faciales pueden emplearse como complemento de otros tratamientos faciales, como el Botox (Toxina Botulínica), completando los resultados. Para obtener el mejor resultado es necesario un diagnóstico personalizado antes de utilizar rellenos faciales.

Rejuvenecimiento facial perioral. Mejorando la boca sin deformarla

Con los años, los labios sufren una serie de cambios que preocupan a muchas de nuestras pacientes y que tienen fácil solución si se realizan los tratamientos en fases iniciales, antes de que el labio se aplane, pierda su forma y perfil y se consoliden las arrugas alrededor de la boca conocidas como “código de barras”.

Para recuperar los labios, el Dr Sancho utiliza hialurónicos de diferente reticulación y textura que permiten perfilar o realzar determinadas zonas del labio para recuperar el volumen y posición para mejorar los signos de envejecimiento. A veces recomendamos tratamientos complementarios con peelins, dermoabrasión , laser etc

Igualmente puede utilizarse ácido hialurónico para aumentar el volumen si se desea, pero siempre manteniendo la forma y proporciones adecuadas para cada paciente, siguiendo nuestra filosofía en Estética Facial mínimamente invasiva: Mejorar sin deformar.

Realizamos diferentes técnicas de Plástica y Estética Facial mencionadas anteriormente en UCP Vitoria-Hospital Vithas San José, UCP Sevilla en Hospital Fátima y en UCP Marbella Hospital Internacional HC Marbella, con idéntico protocolo y filosofía: conseguir cambios no exagerados, que resulten naturales y acordes con el tipo de cara de cada persona.

Importante:  Nunca utilizamos materiales no reabsorbibles o permanentes.